El gobierno de la inmortal ciudad de Zaragoza y el PSOE nos está, desgraciadamente deleitando con una obra de teatro surrealista. Sin duda está jugando al despiste con la ciudadanía. La unilateral y unipersonal decisión de Belloch de homenajear a San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei y colaborador franquista con una calle en Zaragoza es una cortina de humo muy espesa.
La idea es genial,  Juan Alberto Belloch,  ha conseguido en horas que los vecinos de Zaragoza se olviden de que Zaragoza es la segunda ciudad más endeudada del Estado español, después de Madrid. También ha extendido el manto del olvido sobre la compra de muebles por parte de su actual equipo de gobierno. Un día compro muebles modernistas con dinero de acción social, otro día sillones de diseño italiano a tres mil euros. Juan Alberto es un profesional y ahora quien se acuerda ya de estas pequeñeces.
Una curiosidad  en este sainete es el paralelismo entre IU y el fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer, marques de Peralta, ya que en su vida terrenal compró este título.  Me explico cada vez que IU apoya los presupuestos de una institución gobernada supuestamente por PSOE y PAR, a la coalición se les aparece la figura de San Josemaría Escrivá de Balaguer, eso si no en carne mortal, ni de comunista mal vestido, tal y como afirma el santo que Satán se aparecía en su libro “Camino”.
En el año 2001 IU alcanzo un pacto de gobierno con PSOE y PAR para el Gobierno de Aragón y, por tanto apoyó los presupuestos generales de Aragón y la correspondiente partida presupuestaria que supuso que con el dinero de todos los aragoneses  el Gobierno de Aragón conmemora el centenario de su nacimiento y la santificación del fundador de la secta del Opus Dei. Ahora justo apoyan los presupuestos del Ayuntamiento de Zaragoza y al día siguiente el jefe-alcalde al que acaban de apoyar les premia con la idea de sustituir la denominación de la calle General Sueiro, militar franquista, por la de su “primo hermano”  San Josemaría Escrivá “afín colaborador del régimen” por no extenderme más.  ¿Qué curiosidad?
Sólo espero que las voces críticas de la ciudadanía, la oposición de CHA  y por qué no, también, las voces críticas de sus compañeros de partido consigan que todo se quede en agua de borrajas y desaparezca la cortina. Lo contrario sería todo un insulto a la inteligencia de cualquier ciudadano.

Anuncios