A mediados de los años 80 se diseño un desdoblamiento de la carretera N-2, desdoblamiento que posteriormente se ha dado en llamar autovía de primera generación. Sin duda, que esta infraestructura ha cumplido una etapa y marcó una época de desarrollo en el eje Madrid-Zaragoza.
Ahora han transcurrido más de 17 años desde la inauguración oficial, en los primeros meses del año 1991 del tramo La Almunia de Doña Godina-Zaragoza y muchísimos han sido los cambios ocurridos en el avatar de los municipios que se encuentran en este tramo, incluida la ciudad de Zaragoza. Las cifras hablan por sí solas, más de 30.000 vehículos diarios de media, siendo prácticamente la mitad de ellos vehículos pesados. El Plan de Carreteras elaborado por el Gobierno aragonés preveía en el año 2003, que la Ronda Norte se quedaría obsoleta para el 2010 y que se duplicaría hasta llegar a los 130.000 vehículos diarios frente a los algo más de 80.000 actuales. Ambas vías ya llegan a estar saturadas durante las horas punta de los días laborables y en las distintas épocas de vacaciones.
Desde CHA hemos sido receptivos a la realidad existente y a la demanda de los usuarios de esta vía que exigen más seguridad en esta importante vía de comunicación. La existencia de distintos puntos negros en La Almunia, en La Muela o en la Ronda norte de Zaragoza confirma y avala la necesidad objetiva de acometer importantes reformas en esta vía. CHA llevamos años planteando, defendiendo y convenciendo de la necesidad de ampliar un tercer carril desde La Almunia hasta Zaragoza, así como acometer la mejora integral de la misma y el desdoblamiento que todavía está pendiente del tramo Alfajarín-Fraga.
Ha sido y sigue siendo una reivindicación constante en nuestro programa político. En el Congreso de los Diputados, con José Antonio Labordeta planteamos una reforma integral de la citada autovía y ahora, al cabo de 8 años está comenzando a  dar sus primeros frutos. Sin embargo, el mayor riesgo que existe  en estos momentos consiste en el estrangulamiento que puede suponer del crecimiento económico y social que a través de esta vía de comunicación se origina.  Estos años atrás este eje del Jalón ha estado poco o nada promocionado, pero ahora se encuentra en una fase de crecimiento con importantes polígonos industriales en su corredor, Plaza o incluso la propia Feria de Muestras en Zaragoza, el polígono empresarial Centrovía en La Muela, El Sabinar en Épila o el polígono industrial La Cuesta en La Almunia de Doña Godina, son ejemplos pujantes y reales que atestiguan esta necesidad de acometer la construcción de un tercer carril urgentemente.
 Si nos fijamos en el entorno de Madrid, ya se está acometiendo un tercer carril en la A-2 en el tramo entre Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz, un distancia de 58 kilómetros que cuenta con un tráfico  similar o inferior al de la Ronda Norte de Zaragoza y que ya está realizando el Ministerio de Fomento con un presupuesto de 48 millones de euros, teniendo prevista su finalización en el año 2009. Está claro una vez más que los aragoneses somos los últimos dentro de de las previsiones del Ministerio de Fomento y a partir de ahora, sin la representación de CHA en el Congreso, todavía lo notaremos más.
En los presupuestos generales del Estado vigentes para este año 2008, CHA negoció distintas enmiendas que han supuesto mayores inversiones para todo Aragón, consiguiendo introducir una enmienda para el Estudio (dentro del proyecto de adecuación de la autovía de primera generación A-2) de un tercer carril La Almunia-Zaragoza. Este acuerdo, que prevé inversiones por valor de más de 100 millones de euros se le ha bautizado como “la disposición adicional Labordeta” ya que en el actual Estatuto de Autonomía de Aragón no figura una disposición que si figura en los estatutos catalán o andaluz y que les garantiza porcentajes cercanos al 20 % de inversión del Estado todos los años.
El pasado día 5 de marzo militantes de CHA, realizamos un acto simbólico  reivindicando la importancia de esta obra para esta comarca, demostrando al mismo tiempo la firmeza de CHA en la defensa de los intereses de los aragoneses. Es necesario que el Ministerio de Fomento acelere las tramitaciones oportunas para evitar que se agrave la situación de la A-2 y debe aprovechar el impulso que consiguió CHA en los últimos Presupuestos del Estado.
La historia de la construcción del tercer carril esta sin escribirse, ahora la responsabilidad de ejecutarla corresponde al gobierno central y al PSOE que tras las elecciones del  9-M  cuenta con mayoría más amplia. Ahora Aragón no cuenta con la representación de CHA que ha llevado las demandas y las necesidades de la comarca de Valdejalón y de Aragón a Madrid. Seguramente volverán los años del olvido pero desde CHA no cejaremos en conseguir esta demandada obra para el bienestar de nuestra ciudadanía.

Anuncios